10 jun. 2011

Ya queda menos para el estreno y yo cada vez estoy más calvo.

Hace un mes, más o menos, un numerosos grupo de intrépidos y atractivos seres humanos de sexo masculino, acompañados por un par o tres de chicas, nos adentramos en lo más profundo de la inmensa oscuridad de la comarca de La Selva, en Girona, para grabar el corto "Le Llamaremos Bobby".

Es curioso como empezó todo. En noviembre del 2008 yo, Paco Cavero, me disponía a ver al bueno de Josep Busquet en Barcelona. Llevaba tiempo intentando engatusarlo para escribir a medias el guión de un largometraje.
Durante el trayecto que separa Girona de Barcelona, poco más de una hora y cuarto, me acordé de algo que días atrás me había explicado el gran Albert Blanch, de Amer (Girona), la historia de un supuesto oso o perro de gran tamaño que algunos lugareños habían visto devorar a un caballo o vete a saber qué.

Como buen fan y lector empedernido de revistas tan míticas y tan poco fiables como "Año Cero" o "Enigmas", me disponía a tejer una historia terrorífica sobre el asunto. Nada más lejos de la realidad, cuando vi el producto terminado me eché las manos a la cabeza, había convertido lo que debía ser un relato de terror en un guión para cortometraje de humor... Los hay que no escarmentamos.

El tema es que, tres años después, se ha grabado aquella locura fruto del amor de un servidor con la señora Renfe y aquí, vuestro blog, será testigo de los primeros pasitos que dé la criatura...

Pronto más y mejor.

Paco Cavero.

3 comentarios: